Cirugía para Elevación y Reducción de mama

Elevación de Pechos.

Normalmente, la reducción de mama conlleva la elevación de la misma hasta alcanzar una localización óptima. En caso de que lo que se desee sea la elevación del pecho, esto podrá ir o no ir acompañado de una reducción, o por el contrario un aumento del mismo (con implantes mamarios). Los mejores resultados se obtienen en mujeres sanas, sin enfermedades importantes, psicológicamente estables, en las que existe una caída excesiva de la localización del pecho, acompañada o no por un volumen pequeño. Si su elevación va a ser complementada con un aumento simultáneo de volumen, se le dará toda la información pertinente sobre los aumentos de pecho. Si está pensando tener más embarazos probablemente sería aconsejable que retrasara la intervención hasta haberlos concluido. Una elevación de pecho no tiene porqué interferir con la lactancia, pero debe saber que el resultado de la intervención se verá modificado por el propio embarazo. Una elevación de pecho podrá mejorar su autoestima pero no necesariamente cambiará el trato que tenga con los demás. Debido a que existen diferentes técnicas para diferentes tipos de pechos, lo mejor es que consulte con su cirujano sus dudas y sus expectativas.

Elevación – Reducción de Pechos

¿Como se realiza?

Antes de la intervención Ud. deberá consultar con su cirujano todas sus dudas, sus inquietudes y ser franca a la hora de exponer cuáles son sus expectativas en cuanto al tamaño y situación. Se realizará un examen de sus pechos y se le indicará que técnica se empleará en su caso y en que localización aproximada quedarán las cicatrices. Puede que le sea solicitada una mamografía. La intervención se lleva a cabo, en la inmensa mayoría de los casos, bajo anestesia general, aunque en algunas ocasiones puede ser realizada bajo anestesia local y sedación. Suele durar de 2-3 horas. En muchos casos, particularmente cuando la elasticidad de la piel es buena, la reducción va a ser pequeña o el pecho está poco caído, las cicatrices resultantes pueden ser únicamente la periareolar o periareolar y vertical. Una vez establecida la nueva posición de la areola y del pezón, y estimada la canti dad de piel sobrante se elimina ésta y se contornea el pecho. Los puntos quedarán alrededor de la areola y en una línea vertical desde ésta al pliegue que hay debajo del pecho.La técnica suele dejar una cicatriz en forma de “T” invertida si la reducción que se realiza es grande.

Postoperatorio
Riesgos

Torre del Mar
Málaga, España

Vida & Salud

Saca partido a tu belleza natural