Cirugía de Abdominoplastia en Málaga

Cirugía del Abdomen.

Los mejores candidatos para una Abdominoplastia son aquellas personas que estando cercanas a su peso ideal, presentan cúmulos de grasa en el abdomen junto a una piel flácida y que no responden a una dieta o a ejercicio. Está indicada tanto en hombres como en mujeres aunque es particularmente útil en las mujeres que, a causa de embarazos, tienen un estiramiento o dilatación irreversible de la piel y la musculatura del abdomen. También es útil en grandes pérdidas de peso corporal que no han ido acompañadas de la adecuada adaptación de la piel, y ésta, por tanto, se ha descolgado. Aquellas mujeres con intención de tener más embarazos, deberían posponer este tipo de cirugía puesto que un nuevo embarazo volvería a dilatar la piel y la musculatura. Tenga presente que este procedimiento no tiene por qué proporcionarle mejores relaciones con los demás o una silueta “perfecta”.

¿Cómo se realiza?

Las consultas preoperatorias son muy importantes ya que en ellas se evalúa la cantidad de grasa y piel sobrantes, la elasticidad de la piel y por tanto la longitud y forma de las incisiones. En determinados casos en los que la flacidez está por debajo del ombligo, la incisión puede ser tan corta como la que se realiza en las cesáreas. En otras ocasiones esta incisión irá de cadera a cadera pasando por encima del pubis y alrededor del ombligo. Existen situaciones intermedias en las que se puede combinar con liposucción y por tanto acortar la cicatriz. La operación clásica dura aproximadamente 2-3 horas, se realiza bajo anestesia general, y necesita una o dos noches de ingreso en clínica. El exceso de piel y grasa se elimina, y se tensa la musculatura abdominal realizando como un “corsé”. La piel del abdomen se tensa de nuevo para cerrar la herida inferior. Por último se saca el ombligo a la superficie de la piel abdominal mediante una pequeña incisión. Terminada la operación se dejan unos tubos de drenaje y se coloca un vendaje compresivo o una faja. En los procedimientos limitados, conocidos como miniabdominoplastia, la operación se simplifica. La incisión es más corta (similar a la de una cesárea), el ombligo no cambia de lugar, o lo hace sin cicatriz añadida, y la operación no tiene por qué hacerse con anestesia general por lo que el paciente, en ocasiones, no tiene por qué ingresar.

El POSTOPERATORIO
Riesgos

Torre del Mar
Málaga, España

Vida & Salud

Saca partido a tu belleza natural